Archive for the ‘Del huerto’ Category

h1

Preparando el huerto de verano

18 mayo 2010

Hace siglos que no escribo nada y no os cuento cómo va el huerto. Ya era hora, ¿no? Pues os cuento que va muy bien, que en los últimos meses ha entrado más gente y que ahora estamos a tope preparando la huerta de verano. Ya hemos plantado tomateras, calabazas, berenjenas, patatas, lechugas… y nos queda por plantar: melones, sandías, pimientos, judías verdes… y seguro que me dejo algo. Ya hemos desmantelado casi toda la parte de la huerta de invierno, aunque todavía están las zanahorias, y las habas y los guisantes, que estamos recolectando ahora. ¡Los guisantes recién cogidos son una auténtica delicia! Ah, y también hemos hecho una zona de plantas aromáticas: romero, tomillo, salvia, menta, albahaca y algunas otras cuyo nombre no recuerdo. Todavía me cuesta identificarlas, tengo que estudiar. :)

Pero bueno, mejor os pongo unas fotos y así lo veis con vuestros propios ojos.

Tomateras. Estas creo que son de la variedad “colló de frare”, o lo que es los mismo… cojón de fraile. Los nombres de las variedades tradicionales son la caña.


Las patateras. Tenemos que estar muy encima para controlar al escarabajo de la patata, pero lo estamos consiguiendo.

Habas. Las plantas están cargaditas ahora.

Yo antes no consumía habas y ahora estoy descubriendo muchas aplicaciones culinarias interesantes. Básicamente se trata de poner habas en todo lo que cocines: si es ensalada, pues las añades crudas. Si es guiso, pues se añaden unas pocas al sofrito o al hervido y ya está. Van bien con todo. Hoy por ejemplo he hecho unas lentejas con habas. Pones las lentejas, las habas y una patata troceada en un poco de agua con sal. Añades una cabeza de ajos, una ñora y una hoja de laurel. Lo hierves y ya está. Delicioso. Si te queda muy líquido, haces un sofritín de aceite de oliva, harina y pimentón y a la cazuela. Se espesa en un segundo.

Este año hemos plantado alcachofas. Si no ando muy errada, no podremos recolectar hasta pasadas dos temporadas, pero creo que merecerá la pena esperar. Además, después el tiempo vuela…

Lechugas de diversas variedades y escarolas. A la derecha, aunque no se percibe muy bien, están las plantas de guisantes.

Salvia. Unas de las aromáticas que hemos plantado. Me encanta en infusión.

Aquí hay tomillo, al fondo y lo que está en primer plano no sé lo que es… :)

Menta. Ya estoy deseando saborear esos mojitos veraniegos…

Caléndula. Las hojas se pueden comer y son perfectas para hacer ensaladas coloridas y frescas.

Florecillas silvestres, que también tiene derecho, ¿no? Aunque no nos las comamos, es bueno que haya flores en el huerto porque atraen a ciertos insectos que a su vez se comen a otros que podrían convertirse en plaga o crearnos problemas si se reprodujeran demasiado. Y también atraen a las abejas, lo que es bueno para la polinización. Bueno, ¡y alegran la vista!

Pues eso es todo por hoy…

Anuncios
h1

Más sobre el huerto…

25 febrero 2010

Hoy he estado en el huerto con unos colegas. Hemos removido el compost para que se airee, hemos quitado alguna hierba y hemos comenzado el canal de riego de la zona de verano.

Las hortalizas de invierno van bastante bien, algunas a toda mecha, como véis en la foto de abajo; pero no podemos dormirnos en los laureles y hay que ir preparando el huerto de verano si queremos comer sandías y melones en agosto. Hay que planificar con bastante antelación. Bueno, de aquí a nada toca sembrar patatas y yo voy a empezar plantel de tomate en casa para plantar cuando esté listo. Vamos a ver si plantando prontito esquivamos a la tuta, la plaga más temida del lugar. El año pasado todo agricultor se quejaba del estropicio que este bichito había hecho en sus tomateras y desde luego nosotros no nos libramos. Haremos varias plantadas sucesivas, de distintas variedades, y veremos cuáles resisten mejor.

Algunas cosas, como os decía, van a toda mecha ahora: las coliflores, por ejemplo. Hoy hemos recolectado algunas que pesaban casi 3 kg. Las acelgas son increíbles, salen solas por todas partes aunque no les hagas ni caso. Las espinacas tampoco van mal, pero creo que las hemos plantado demasiado juntas. Dicen que los horticultores principiantes suelen echar más semillas de la cuenta cuando se hace siembra a voleo. Y es cierto. Creo que con las zanahorias nos ha pasado lo mismo. Veo las líneas de hojitas demasiado espesas, pero no sé si todavía estamos a tiempo de hacer un aclareo. A lo mejor pruebo en una esquinita, a ver qué pasa…

espinacas

zanahorias: el gran misterio. ¿Qué habrá debajo? ¿Irán bien o mal?

Las lombardas están preciosas también. Y eso que estas fotos no les hacen justicia, que son fotos cutres hechas con el móvil. Si tuviera una buena cámara serían hipnóticas. La verdad es que las plantas son tan bellas…

lombardas

Aquí abajo veis las habas, y más a la derecha, los guisantes. Junto con las lechugas, en la foto de más abajo, empiezan a despertar del letargo en el que llevan sumidas unas cuantas semanas, debido al frío. El caso es que han resistido y ahora están empezando a tirar. Además, la abundancia de lluvias nos ha evitado tener que regar, y en nuestro caso es importante porque, como regamos a manta, nos ahorra mucho trabajo. En riego a manta cada vez que se riega hay que abrir y cerrar canales de riego, moviendo tierra con la pala o la azada de un sitio a otro, según lo que convenga regar, y para abrir y cerrar el canal. Así que eso que nos hemos ahorrado…

habas y guisantes

lechugas

Aquí veis a un compañero trabajando en el canal de riego de la zona de verano. La parte que queda a la derecha de la foto, que ahora no tiene nada, será la huerta de verano, y ahí plantaremos tomates, pimientos, berenjenas, melones, sandías, calabacines, pepinos, etc. Pero primero hay que organizar la zona, o sea, hacer el canal por donde pasará el agua cuando reguemos y los caballones para los cultivos. Todo esto tiene su misterio, porque para que el riego se pueda hacer el canal tiene que ser uniforme (sin depresiones ni bultos que obstaculicen en flujo del agua) y tener la dirección adecuada según la pendiente del lugar. Normalmente hay que hacer arreglos después del primer riego, que es cuando se ve claramente dónde hay problemas (donde hay que rebajar, donde hay que poner tierra, etc.).

Y para terminar, la cosecha del día:

acelgas, espinacas y coles de bruselas

coliflor blanca y verde

h1

Calçotada 2010

8 febrero 2010

Hoy hemos celebrado la calçotada del huerto. Ha estado muy bien. Además, los calçots nos han salido sencillamente perfectos. Todavía nos estamos preguntando cómo, porque es la primera vez que los cultivamos y no hemos hecho gran cosa: los plantamos en septiembre, los calzamos en noviembre, y entre tanto lo único que hemos hecho ha sido regarlos de vez en cuando.  Hoy lucían así antes de cosecharlos:

El vecino nos ha enseñado cómo sacarlos sin que se rompan, y cómo separarlos y quitarles la tierra en plan rapidito, y nos hemos puesto manos a la obra. Aquí tenéis unos cuantos ya cosechados y listos para echarlos a la parrilla:

Como ya os conté en otra entrada, los calçots no se hacen a la brasa, sino que se cocinan sobre la llama, como véis aquí:

Luego se ponen en papel de periódico y se envuelven bien para que guarden el calor:

No tengo fotos del momento de comerlos porque evidentemente tenía cosas mejores que hacer y las manos negras y pringosas, así que no quería coger el móvil así. Sin embargo, alguno de los compañeros (valiente) sí que ha hecho fotos durante la comida, así que si recibo alguna medianamente digna, editaré la entrada y la añadiré. Lo de digna no hace referencia a la calidad de la foto, sino al aspecto que pueda tener en ella, claro…

También hemos hecho alcachofas a la brasa, de una forma que creo que es típica de por aquí (al menos yo nunca lo había visto hacer así). Se coge la alcachofa, sin limpiar ni nada, se golpean contra el suelo o la mesa, de manera que se abra un poco, y allí dentro se pone sal, pimienta y un chorrito de aceite. Una vez hecho eso se pueden poner sobre las brasas como veis en la foto o también se pueden envolver en papel de aluminio y enterrar en las brasas. Salen jugosas y deliciosas.

Este chiquitín es Chávez, uno de los perros del vecino.

Todos los nombres de sus perros son surrealistas. Tiene otro que se llama Franco y otro Michael Jackson…

Aquí una coliflor, para que veáis que van viento en popa.

El brócoli va más lento, pero mirad qué guapo está también. ¿No os parecen preciosos?

Aquí otras dos preciosidades.

Y aquí las ganadoras del concurso de belleza.

h1

Cosecha de invierno

20 enero 2010

Acelgas, lombardas, alguna lechuguita y muuuuuuchas hierbas no deseadas

Hoy he ido al huerto. Después de más de un mes. Entre las navidades y las últimas lluvias —que impiden trabajar el suelo— lo teníamos ya un poco abandonadillo. Así que el viernes pasado nos reunimos todos para tomar una cervecita y ponernos las pilas, y acordamos pasarnos hoy para echar un vistazo general, recolectar las coles que las orugas no se hubieran comido y ver si los calçots están ya listos para hincarles el diente. Pues bien, parece que a las orugas, babosas y caracoles del lugar tampoco les mola mucho el frío y la lluvia, porque se han portado bastante bien. Se han tomado sus tapitas, evidentemente, pero han dejado bastante para nosotros. Son buena gente. Se nota que agradecen la cerveza que les hemos ido dando para tenerlas a raya. :)

Aquí se ven a la izquierda las coles, a continuación los puerros y después los ajos, que se confunden un poco entre las hierbas no deseadas

Vamos, que estaba todo mejor de lo que esperaba: algunas hojas estropeadas por las heladas; las lechugas muy paraditas (apenas han crecido en un mes) pero sanas; las hierbas no deseadas tan lozanas como siempre y la zona de alrededor del compost como si fuera un prado alpino, llenito de hierbecita fresca y mullida. Daban ganas de echarse una siesta allí al sol. También van creciendo, aunque despacito, los guisantes, las habas y las zanahorias.

Las habas han brotado a pesar del frío

Después de hacer la ronda de reconocimiento por el lugar, también para que lo vieran un par de horteras nuevos (la familia crece… ¡ya somos diez!), hemos cosechado coliflor, escarola, acelgas, espinacas y coles de bruselas. ¡Ah! Y los calçots no van bien, ¡van de maravilla! Y eso que era la primera vez que los plantábamos. Hemos sacado uno para ver si ya estaban hechos y al romperlo… mmmmm… ¡qué aroma! ¡qué frescor! Seguramente este finde celebraremos la calçotada del huerto. ¡Qué ganas tengo! ¡Qué bien sienta retomar el huerto después de un mes!

La cosecha del día

h1

¡Orugas! ¡muchas orugas!

5 noviembre 2009

El parte hortícola de hoy será breve. Tan solo hay dos novedades: las espinacas han empezado a salir y las orugas se están jalando nuestras coles. ¡Tenemos que buscar una solución cuanto antes o en una semana se las zampan todas! Ayer tuvimos que arrancar cuatro o cinco coles porque no habían dejado más que la «raspilla». Una pena. Dicen que es bueno esparcir ceniza en la tierra, entre las plantas. Vamos a probar a ver. Aprovecho también para comentar que lo de la cerveza sí que va bien para los caracoles y babosas, porque ayer vacié los recipientes para poner cerveza nueva y estaban llenos de babosas ahogadas (borrachas…).

Aquí unas fotos:

DSC01351Una vista más o menos general

DSC01349Una de las víctimas del ataque del lepidóptero (con agresor incluido; buscadlo y lo veréis)

DSC01350Minicosecha de rábanos espontáneos. Dicen que pican mucho, pero quiero comprobarlo. Para algo servirán. Aunque sea para una salsa brava. :)

DSC01346Y para terminar con una nota alegre y esperanzadora: los brotes de espinacas.

h1

Calzando calçots

28 octubre 2009

Eso hemos estado haciendo esta mañana en el huerto. Bueno, eso y otras cosas…

DSC01310

A los que seáis de por aquí no hará falta que os explique lo que son los calçots, ni cómo se comen, pero a los demás, os cuento: los calçots son unas cebollas que, según van creciendo, se van «calzando» (de ahí su nombre), es decir, se va amontonando tierra alrededor de las hojas para que queden enterradas y, por tanto, blancas y tiernas. Quedan parecidos a los puerros, pero llenos de tierra. Y luego con ellos se hacen calçotades. Los calçots se asan a la parrilla, pero no con el calor de las brasas, sino a fuego vivo, de forma que quedan calcinados por fuera pero tiernitos y jugosos por dentro. Después se «pelan» (se quitan las hojas requemadas), y el corazón se come mojándolo en la típica salsa de calçots, que lleva, entre otras cosas, tomate, ajo, almendras y vinagre. Está buenísima. Es muy parecida al romesco. Lo bueno de las calçotades, además de ponerse hasta arriba de calçots, es que siempre se termina con los dedos negros, de la carbonilla, y la camisa llena de manchas de la salsa. Por eso en los restaurantes que las hacen regalan baberos. Porque los calçots se deben coger por un extremo, mojar en la salsa, y llevárselos a la boca como hacía la Diana en «V» con los ratoncitos. La calçotada es típica de Tarragona, en especial de Valls. Si no lo habéis probado, os invito a que vengáis por estas tierras en temporada (enero-marzo, más o menos) y lo hagáis. Es divertido y están muy buenos.

Y después de esta introducción gastronómico-cultural, sigo con el diario hortelano. Como os decía, hemos estado calzando calçots. Aquí podéis ver a una compañera en plena faena:

DSC01308

Además de calzar calçots, hoy también hemos sembrado zanahorias (sorry, no hay fotos del acto), hemos plantado más lechugas y, como siempre, hemos estado quitando malas hierbas. Tampoco de eso hay fotos, pero sí que puedo poneros unas cuantas del huerto en general para que veáis el aspecto que tiene todo ahora mismo:

DSC01303En esta podéis ver acelgas (al fondo a la izquierda), escarolas, lechugas rojas, lechugas verdes y coles (no recuerdo de cuáles). Y en la esquina derecha, los calçots.

DSC01304Aquí un primer plano de las escarolas. Que están demasiado juntas y un poquito amargas, pero qué le vamos a hacer…

DSC01305Aquí, al fondo del todo, los calçots; después coles, después lechugas, después escarolas, y después más coles. Y por aquí y por allá, acelgas, que se propagan como si se tratara de una plaga (por mí encantada: me chiflan).

DSC01312Y ahora vamos con la cosecha. Qué belleza de lechugas, por dios. ¿No os parecen preciosas? Creo que si tuviera una cámara buena me pasaría las horas muertas haciendo fotos al huerto. Una con objetivo macro. ¡Ay…! (suspiro).

DSC01313Aquí unas acelguitas…

DSC01314Y aquí la cesta rematada con unos cuantos tomates y albahaca. Fijaos en la planta de albahaca (ya toda espigada, en las últimas) y, detrás, el cardo. No le hemos hecho ni puto caso pero al parecer también ahí hay una buena cosecha. Nunca he cocinado cardo. Empezaré a buscar recetas…

Y esto es todo por hoy, amigos.

h1

Diario hortelano

19 octubre 2009

Esta mañana hemos vuelto al huerto algunos compañeros y yo. Hemos atado las escarolas. Nos lo recomendó la vecina porque resulta que las hemos plantado demasiado juntas (os recuerdo que estamos aprendiendo…) y, al atarlas, favorecemos que se desarrollen hacia arriba en lugar de expandirse hacia los lados. Así se estorbarán menos unas a otras. Ya os contaré qué tal salen…

DSC01269Dos compañeras atan cuidadosamente las escarolas

Otra cosa que hemos hecho hoy ha sido colocar recipientes con cerveza para atraer a los caracoles y babosas que se jalan nuestras coles. Esperemos que funcione.

DSC01270A los caracoles no les hemos puesto cerveza artesana, pero esperamos que les guste.


DSC01271Aquí una cañita ya puesta. Se nota que tengo un pasado hostelero, ¿verdad? Qué bien se me da tirar cerveza. :)

Después hemos arrancado las plantas de pimientos y berenjenas, que ya han dado todo lo que tenían que dar, y las hemos amontonado junto al compost, para irlas aprovechando.

DSC01272Las plantas de pimiento y berenjena junto al montón del compost.

DSC01273

Y para terminar: así lucía nuestro huertecito esta mañana, después de regar.