h1

Pepinos de medio kilo, tomateras enfermas y preparativos para el otoño

6 agosto 2009

Ayer estuve en el huerto por la mañana. Es sorpredente cómo cambian las cosas en tan solo unos días. Tuvimos que cosechar todos los pepinos porque algunos habían empezado a ponerse amarillos, y otros estaban incluso podridos por la parte que estaba en contacto con el suelo. Creemos que puede ser porque hace un par de semanas tuvimos ciertos problemillas con el riego y tal vez hayan sufrido por un exceso de agua. Utilizamos el método de riego conocido como riego a manta o por inundación (se nota que voy estudiando, ¿eh?), que es el método que se utiliza tradicionalmente en esta zona. El agua viene en una acequia y, cuando queremos regar, abrimos la salida y el agua fluye por los canales de riego del huerto. Nosotros hemos colocado unos tubos que tapamos y destapamos según convenga, para dejar pasar el agua a las parcelas que corresponda, porque no todos los cultivos tienen las mismas necesidades de agua. El problema es que los canales de riego no deben de estar muy bien hechos, porque algunas zonas quedan muy húmedas y otras bastante secas. Claro, para hacerlos hay que tener en cuenta la pendiente y ser un artista de la azada… Esperamos ir mejorando esto con el tiempo, pero de momento no nos podemos quejar, porque hemos tenido una muy buena cosecha de pepinos, incluso aunque hayamos perdido alguno. Además, muchos pesan alrededor de medio kilo…

DSC00862

Por otro lado, aunque las calabazas siguen tan grandes, hermosas y naranjas como la semana pasada, hemos observado que las hojas de la planta han cogido algo, porque muchas están recubiertas de una capa blanquecina. Pensamos que es un hongo y que también se debe al exceso de riego. De momento las frutas están bien, y las dejamos madurar en la tierra porque nos han dicho que si las cosechamos en septiembre después aguantan todo el invierno, si se almacenan bien. Esperemos que no se pudra ninguna por debajo. De momento parecía que estaban bien. Las sandías, como podéis ver, van viento en popa, a pesar de que, según me cuentan los horteras más veteranos, esta planta es una espontánea y ni siquiera han regado esa parcela. Ya es más fácil averiguar cuántas sandías hay:

DSC00863

La verdad es que esta planta es una de mis preferidas. Me parece sencillamente preciosa. Además, tengo muchas ganas de probar las sandías. Supongo que la semana que viene caerá alguna.

Ayer un vecino que tiene tractor lo pasó por la zona donde vamos a plantar el huerto de invierno, que estaba llena de malas hierbas, muy asilvestrada… ¡Todavía salió alguna patata! :) Este vecino nos va a ayudar a preparar la tierra con el tractor y de aquí a quince días comenzaremos a sembrar en ese lado, para dejar descansar durante el invierno la zona que tenemos ahora cultivada. Ayer por la tarde tuvimos reunión de horteras para decidir qué vamos a plantar y organizarnos para comprar semillas, hacer plantel en casa, etc.

Os pongo también una foto de la cosecha de ajos, que dejamos secándose al sol y que ya hemos repartido. Doy fe de que están buenísimos.

DSC00864

Otra cosa que hicimos ayer, y que hay que hacer muy a menudo, fue podar y atar las tomateras. Algunas crecen como locas y en pocos días hay que volver a atarlas porque se desmadran. Por fin he aprendido la lógica de la poda de la tomatera. Al principio me daba cosa quitarle tantas ramas -yo sería una madre superprotectora, seguro-, pero voy comprendiendo que es necesario para que tengan un crecimiento ordenado, hacia arriba, y para poder controlarlas un poco. Porque son plantas que llegan a crecer muchísimo. Ayer había algunas que no pude atar porque no alcanzaba. Me refiero a las que están al final del huerto, variedad tomacó, porque las Montserrat, no sabemos por qué, están muy débiles y tienen cantidad de problemas. Primero había algunas que tenían las hojas como secas y abarquilladas, pero más o menos iban danto tomates. Ayer descubrimos que algunas tienen unos huevecillos negros minúsculos (parece una manchita de tierra), que no sabemos de qué bicho será. Observamos que muchos de estos aparecían justo en las axilas de la planta, es decir, en los lugares donde hacemos la poda. Sospechamos que es importante hacer la poda bien tempranito, en cuanto nacen las ramas que no interesan, y llevarla muy al día, para no tener que arrancar ramas demasiado gruesas que provoquen una “herida” a la planta que se convierta en un foco de entrada de bichos. Aquí os pongo un par de fotos, aunque no sé si en este tamaño podréis apreciarlo.

DSC00865

DSC00866

Otro problema distinto que también observamos ayer es que algunas plantas habían desarrollado unas hojas pequeñujas y retorcidas. No tenemos ni idea de a qué viene todo esto ni si tiene ya solución. De momento nos conformamos con ir cosechando algún tomate, aunque no depositamos grandes esperanzas en las tomateras Montserrat.

DSC00867

Bueno, para ir terminando y alegrarnos un poco después de tantos problemas tomateros, he aquí una foto de la cosecha, que fue abundante, sobre todo por los pepinos. También cogimos pimientos, que están preciosos y sanísimos, una berenjena, dos lechugas, algún tomate, judías verdes y, como siempre, mogollón de albahaca para hacer pesto y mojos experimentales (la semana pasada hice uno que está para chuparse los dedos).

DSC00868

Y cuando volvíamos a casa, nos encontramos con esto:

DSC00869

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: