h1

Mi nuevo ratón :)

9 julio 2008

A ver si con el nuevo juguetito me curo el disgusto de la tomatera (que sigue en el balcón, marchita, después de que le hiciera una superpoda de emergencia por si servía de algo. Si veo mejorías ya os contaré).

Pues eso. Que tengo un nuevo ratón. Hacía un par de meses o así que estaba teniendo molestias en los tendones de la mano derecha, sentía una especie de dolor-picor, sobre todo después de unas cuantas horas en el ordenador. Creo que tenía mucho que ver con el ratón porque, aunque paso bastantes horas tecleando, las molestias solo las sentía en la mano derecha. Además, cada vez me molestaba más cuando hacía clic y sobre todo cuando le daba a la ruedecilla.

Estuve investigando distintos tipos de ratones en internet y di con esta página. Aquí hay algunos modelos de ratones «verticales» y de otros tipos. Yo hubiera querido probar alguno en alguna tienda de aquí antes de lanzarme a comprarlo, pero como de momento estos productos no son muy fáciles de encontrar, decidí arriesgarme y encargar uno. Pensé que, como mínimo, si no me apaño con él, me dará un descanso del otro ratón mientras lo pruebo. Y si no me convence, qué le vamos a hacer…

Elegí este:

El ratón tiene dos botones. El de arriba se aprieta con el pulgar, si le aprietas en la parte inferior hace la función del botón izquierdo de un ratón convencional. Ese mismo botón, si le das hacia arriba, hace la función del botón derecho. El otro botón que tiene está en el cuerpo del mango y se aprieta con la punta de los dedos corazón y/o anular, que están ahí apoyados de todas formas. Este equivale a la función de desplazamiento de un ratón convencional, es decir, aparece el círculito con flechitas para avanzar hacia arriba y hacia abajo por el texto o la página web, y desaparece cuando le vuelves a dar. Los botones funcionan muy bien, con un mínimo toque ya van.

Como solo llevo dos días con él (llegó el día 7 por la tarde), todavía es pronto para pronunciarme firmemente al respecto. La verdad es que el cambio es importante. La primera hora o así te sientes muy raro. A veces le daba golpes con la mano, porque no estaba acostumbrada a que sea tan alto. Pero eso ya no me pasa. Tengo que decir que yo pensaba que el ratón funcionaba como un joystick (que se movía el cursor inclinando el mango hacia los lados, mientras la base permanecía quieta) pero no: hay que arrastrarlo por la afombrilla, como los otros. Eso es un punto negativo para mí. Aun así, se nota que los tendones que me molestaban están ahora muchísimo más relajados. De hecho, estos días no he tenido molestias tan persistentes como antes. Otro punto positivo es que antes apoyaba la base de la mano y se me estaba empezando a hacer callo (en serio), y ahora no. En general, después de dos días, estoy contenta con el cambio, aunque echo mucho de menos eso de ctrl+ruedecilla para aumentar y disminuir el tamaño de letra en las páginas web y en Word. Menos mal que también se puede hacer con crtl+/- :)

Otra cosa positiva: estoy aprovechando para refrescar combinaciones de teclas y acostumbrarme a usar todavía menos el ratón, que en realidad es lo mejor. Hay algunas que ya tengo perfectamente interiorizadas, pero otras no. Hay que forzarse un poco para coger el hábito. Me he puesto post-its con las combinaciones más útiles por todas partes :)

¡Todo sea por cuidarse!

Eso sí, los ojos… eso es capítulo aparte. Cada vez se me cansan más :(

Bueno ya os iré contando qué tal se me da con el nuevo ratón. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: