h1

La tomatera agoniza :(

7 julio 2008

Ay, llevo 24 horas loca con la tomatera, pero creo que se me va a morir. He fallado en una cosa tan tonta que me dan ganas de darme cabezazos contra la pared, pero… lo mejor será que tome buena nota para el año que viene.

Os dije que el día 1 de julio la transplanté. Pues bien, resulta que el tiesto no tenía hechos los agujeros por debajo. Era de esos que tienes tú que darle con un cuchillo y hacérselos. En el momento no caí en ese pequeño detalle (como siempre voy con prisas…). Durante los días siguientes estuve regándola bastante porque a menudo veía que las hojitas de más arriba se quedaban pachuchillas, y anteriormente eso me decía que necesitaba riego, porque al cabo de media hora de regarla estaba mejor. El caso es que, después de cuatro o cinco días ya empecé a notar que la tierra estaba demasiado húmeda, pero pensé que con dejarla de regar un día y una mañana de sol se solucionaría.

Ayer de repente caí en la cuenta de que el tiesto no tenía agujeros y entonces corrimos a hacérselos. Mientras G. sujetaba el tiesto, que ya pesa lo suyo, yo le daba cuchillazos por debajo: un espectáculo. Pues al primer corte empezó a salir agua marrón a chorro. Parecía café. Le hice tres cortes más y la dejé soltando agua. Esto fue ayer a eso de la una del medio día. Pues casi 24 h más tarde sigue soltando agua, ya muy despacito, gota a gota, pero eso me da una idea del exceso de agua que tenía. Después de curiosear un poco por algunos foros de jardinería deduzco que mi tomatera tiene asfixia radicular, o sea, que de tanta agua las raíces no respiran y se están pudriendo. Supongo. Porque esta mañana (a eso de las 9) tenía un aspecto más o menos normal, pero ahora, solo tres horas después, fijaos que pinta tiene la pobre:

No sé si hay algo que pueda hacer pero me temo que me toca verla morir y tomar buena nota de todo para el año que viene. También me han dicho los que saben que me arriesgué mucho al transplantarla a estas alturas. Puede ser, pero yo creo que ha sido lo del agua. El transplante fue muy limpio.

En fin: que ni gazpacho, ni ensalada ni pisto, al menos este año. Pero el que viene os aseguro que lo conseguiré :)

Anuncios

3 comentarios

  1. Qué penita, Noe. Pero tú no te preocupes, quizá todavía se recupere un poquito y si no… la experiencia es la madre de la ciencia, ya sabes :-S
    Mo


  2. a mi me pasó lo mismo con las “maris” solo que no llegaron a pachucharse, me acordé del dichoso agujerito a tiempo… todavia puede resurgir y darte una alegria, no desesperes… y si nó pues pal año que viene….


  3. Bueno, intenté no deprimirme, pero justamente ese día me vino la regla, fiel a sí misma y haciendo gala del don de la oportunidad que la caracteriza. Vamos, que no le gusta perderse una, y tenía que estar presente en la agonía da la tomatera y la llegada del nuevo ratón. ¡Faltaría más! Así que estuve bastante depre :)

    Vaya horticultores estamos hechos, tío. Debe de ser algo de familia ;)

    Hale, pues gracias por los ánimos a los dos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: