h1

Acabemos con las bombas de racimo

28 mayo 2008

Manifiesto de apoyo a la campaña:

Stop a las bombas de racimo

Hace diez años se aprobó un Tratado que prohibía el uso, fabricación, venta y almacenamiento de minas antipersonales. Ahora tenemos un nuevo reto: conseguir que la comunidad internacional cobre conciencia de la clara violación del Derecho Internacional Humanitario que suponen las bombas de racimo.

Las bombas de racimo consisten en una bomba “contenedor” que se lanza desde tierra, mar o aire, y que al abrirse durante la trayectoria dejan caer entre decenas y cientos de cargas explosivas. Estas submuniciones quedan dispersas sobre grandes territorios, que pueden tener una extensión aproximada de cuatro campos de fútbol. Estas bombas actúan de forma indiscriminada, ya que no distinguen entre blancos civiles y militares. De hecho, el 98% de sus víctimas son civiles. Además, entre un 5% y un 30% de las submuniciones no explotan en el momento del impacto, y permanecen activas durante años actuando de hecho como minas antipersonales, con el impacto consiguiente sobre la vida de las personas y las comunidades.

Al menos 75 países tienen arsenales de bombas de racimo. Unos 34 han producido más de 210 tipos de estas bombas y han sido utilizadas en al menos 20 territorios. Así ocurrió en los conflictos de Kosovo, Afganistán, Irak y más recientemente el sur de Líbano, en verano de 2006. En Líbano se lanzaron cuatro millones de unidades. De ellas, más de un año después, persisten cientos de miles pendientes de localizar y desactivar.

En España se fabrican bombas de racimo y el ejército español tiene un arsenal de este tipo de armamento, que considera necesario para mantener la operatividad de las Fuerzas Armadas. Algunas de ellas son fabricadas por varias empresas españolas, que fabrican diversos modelos de bombas de racimo, mientras otro modelo es importado de EE UU. Entre las empresas españolas que fabrican bombas de racimo están Expal e Instalaza.

El gran impacto humanitario de las bombas de racimo y la creciente presión de la sociedad civil ha llevado a varios países, liderados por Noruega, a abrir el llamado Proceso de Oslo. En la capital noruega, en febrero del año pasado, 46 países firmaron una declaración en la que se planteaba la necesidad de un Tratado internacional para prohibir las bombas de racimo.

Después de algunas otras conferencias, ya son casi cien los países implicados. Se espera que, al final del año 2008, se apruebe definitivamente un Tratado efectivo y vinculante que prohíba las bombas de racimo.

Vídeos:
Información en las noticias de la 2

Algunas muestras de lo que hacen esas bombas, de la página de Greenpeace

Para firmar:

http://www.stopclustermunitions.org/take-action/petition/

https://colabora2.greenpeace.es/informate/index_desarme.php

Anuncios

2 comentarios

  1. Creo que hace un par de semanas vi en el telediario a la ministra anunciando que se acaba de prohibir en España la fabricación de estas bombas, y que se procederá a la destrucción de las que ya existen… o lo he soñado?


  2. Efectivamente, para que luego digan que no sirve de nada firmar en este tipo de campañas. Así lo dijo Greenpeace:

    «Más de 100 gobiernos han aprobado en Dublín el texto de un tratado internacional para prohibir las bombas de racimo.

    El documento, aprobado por consenso, prohíbe este tipo de armamento de forma categórica y hace ilegal, a partir de su entrada en vigor, la fabricación, uso, posesión o venta de bombas de racimo, por ser armas que causan daños inaceptables a las poblaciones civiles.

    Establece fechas y plazos claros para la destrucción de los arsenales y una de las cosas más importantes, se establece la obligación para los estados de proporcionar a las víctimas:

    – Asistencia médica

    – Rehabilitación y apoyo psicológico

    – Tener en cuenta las consideraciones de sexo y edad

    Cada Estado parte debe desarrollar para ello un plan nacional, calendarios y presupuesto.

    Desde Greenpeace queremos agradecer la implicación y el apoyo de las cerca de 20.000 personas que firmásteis el manifiesto ya que sin la tremenda presión de las organizaciones sociales estamos convecidos de que muchos gobiernos no habrían reaccionado.

    Hoy el mundo es un poco mejor.

    Gracias.»



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: