h1

Soul & Respect

22 abril 2008

Ayer fuimos a ver otro documental del ciclo de documentales musicales «La paraula en la imatge». Esta vez era Respect yourself: The Stax Records Story, dirigido por Morgan Neville y Robert Gordon. La presentación, a cargo de Luis Hidalgo, estuvo muy bien. En el documental se habla del nacimiento y el desarrollo del llamado «sonido de Memphis», a través de algunos de sus protagonistas como Otis Redding, Isaac Hayes, Booker T. and the MG’s, Sam & Dave, The Staples Singers y otros. Es un documental muy interesante y muy útil para ayudar a comprender (yo todavía estoy en proceso) la cultura estadounidense, de ayer y de hoy. No se limita solo a hablar de música, sino que cuenta, por ejemplo, el milagro de la cooperación entre blancos y negros que al parecer surgió de manera natural en torno a aquella música, cómo convivían, creaban e interpretaban juntos, movidos por algo que estaba más allá del color de la piel, en una época en que la segregación era tal que los negros y los blancos no compartían ni tan solo el cementerio, y la herida de la esclavitud aún sangraba.

Por supuesto, algo tan bonito no podía durar mucho. El documental también sitúa la muerte de Martin Luther King (que fue asesinado precisamente cuando se encontraba en el Motel Lorraine, situado junto a los estudios de grabación y lugar de encuentro habitual de aquellos soul men) y explica cómo aquello trastornó ese frágil equilibrio y marcó, digamos, el principio del fin de aquella primera era de Stax, que no tardó en degenerar también a causa de la ambición y el dinero que empezó a generar. También está muy bien cuando varios de estos músicos cuentan lo que sintieron la primera vez que escucharon a Otis Redding, que se presentó allí con sus bártulos dispuesto a que alguien le escuchara y dejó con la boca abierta a todo el edificio al interpretar «These arms of mine».

En fin, el documental merece la pena, se aprende mucho y se escucha buena música. Entre ellas, esta canción —que ya hace tiempo que es una de mis favoritas, desde que la oí por primera vez en la película Quadrophenia, pero que hasta hace poco realmente no había situado del todo en la historia—. Hablo de «Green onions», una de las canciones más arrebatadoras del mundo. Estamos en los años 60 en Tennessee: dos negros y dos blancos en el mismo grupo. Para muchas personas sin duda fue un shock, pero llegaron a tener mucho éxito. Es groove en estado puro. Ahí la tenéis:


Booker T. and the M.G.’s: «Green onions» (1967).

Pero, además de aprender un poco más sobre estos músicos que ya habían despertado mi interés, lo mejor fue descubrir a The Staples Singers. Creo que nunca había oído hablar de ese grupo, pero me han impresionado. Sobre todo la cantante principal, Mavis Staples. Mirad esto:


The Staples Singers: «When will we be paid» (en directo, 1971).

La letra os la pongo aquí porque es muy importante. Además os la he traducido y todo, así que no me hagáis el feo de no leerla, queridos. [Por cierto, me faltan dos versos que no los pillo, así que si alguno los entiende que me lo diga y lo corrijo.] Escuchando esta canción he lamentado que en las clases de Historia de Norteamérica y Literatura Norteamericana no nos ilustraran más los contenidos con música. Ayuda mucho a hacerse una idea de lo que se vivía y cómo se vivía. Esta canción es realmente una petición de justicia y no me parece ni más ni menos importante que los libros de historia o que algunas de las novelas que leíamos: es parte de lo mismo. Esta música (y tantas otras) tiene un gran valor histórico y cultural, y me parece lamentable que no se le reconozca, aunque no es nada nuevo. Habrá que dar más guerra.

En esta actuación, diez años más tarde que la anterior, esta joven tiene más pinta de señorona, pero no os dejéis engañar… su energía es la misma o incluso mayor, como podréis apreciar:


The Staples Singers: «Reach out, touch a hand, make a friend» (Montreaux Jazz Festival, 1981). La letra, aquí.

A partir del tercer minuto es cuando se pone realmente interesante. No os lo perdáis, es un auténtico animal esta mujer —¡¡¿¿Cómo es posible que no haya sabido de su existencia hasta ayer??!!—. Algo la posee, miradle a la cara cuando canta, es increíble. ¿Os imagináis verla en directo?

Espero que os guste. Ya me diréis. Por cierto, también descubrí a los Mar-keys y a los Bar-kays, todavía no tengo claro si son dos grupos distintos, pero ya os pondré algo cuando investigue :)

Anuncios

One comment

  1. WowWowWow! vaya con la sra. Mavis Staples! a mi me encanta una canción de la Aretha Franklin que se llama “Rock steady” ¡tiene un bajo increible!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: