h1

Punk: attitude

1 abril 2008

punk-attitude.jpg

Ayer fuimos a ver el documental Punk: attitude (2005), dirigido por Don Letts, cineasta y pinchadiscos. Lo recomiendo: se aprende bastante (yo tomé nota de un montón de grupos que aparecen como precursores del punk que me parecieron muy interesantes). El documental recoge declaraciones de gente como The New York Dolls, Crissy Hinde, Thurston Moore (de Sonic Youth), Siouxsie, John Cale (de The Velvet Underground), y un largo etcétera; no se limita a enumerar los grupos propiamente punk que surgieron entre 1975 y 1980, sino a buscar las raíces del movimiento en la actitud rebelde de los primeros grandes del rocanrol y más tarde en la insatisfacción social de unos jóvenes con muy poco que perder. Además de ello, también se muestra la influencia que tuvo el punk en grupos que no son punk estrictamente hablando. En suma: se asegura de dejar bien claro que la cosa no empezó con los Sex Pistols, y que hay mucho más que crestas, imperdibles y borracheras detrás del movimiento. De hecho, el documental señala —y es cierto— que los miembros de los grupos no solían llevar esos peinados y esas ropas. La estética punk es algo muy distinto de la actitud punk.

Aunque me gustó mucho el documental, he de decir que eché de menos que se hiciera mención de dos grupos: The Cure y The Fuzztones. Al finalizar el documental se lo comenté a Luis Hidalgo, director del In-Edit (Festival Internacional de Cinema Documental Musical de Barcelona), que lo presentó maravillosamente. Por supuesto, The Cure no son punk. Todo el mundo los califica como rock gótico, pero me parece una etiqueta absolutamente reductora e inapropiada para ellos. No hay que olvidar que Robert Smith fue guitarrista de Siouxsie and the Banshees cuando no tenía más de 17 o 18 años (corregidme si me equivoco). O sea, que estaba ahí, en la escena musical punk de finales de los años setenta en Londres. Como se suele decir, estaba en el ajo. Y recordemos su primer disco, que de rock gótico tiene bien poco. Como muestra, un botón:

The Cure: «So what?» (1979). La letra, aquí.

Esta canción, de 1979, se titula «So what?» y la letra es el texto de la etiqueta de un juego de accesorios para decorar bizcochos, con dos o tres estrofas intercaladas en las que al parecer habla de una relación personal difícil. ¿Se puede discutir la influencia del punk en esta canción? Yo creo que no. Lo que pasa es que The Cure ha sido siempre un grupo lleno de creatividad y de inquietud, siempre les ha apasionado explorar sus posibilidades sin miedo a salirse del camino trillado, y creo que Robert Smith enseguida tuvo muy claro que no quería encasillarse ni encorsetarse dentro de un determinado movimiento. También podría argumentarse que en The Cure hay unas gotitas de la actitud punk de «aquí estoy yo y digo lo que quiero y como quiero». Está claro que siempre han estado por encima de lo que la gente y la crítica ha dicho de ellos, desconcertando al personal con su look y sus cambios radicales de estilo: han publicado canciones de lo más deprimente y oscuro que se haya compuesto nunca, pero también algunas de las más coloridas, bailables, absolutamente euforizantes. Eso sí, siempre fieles a sí mismos.

En cuanto a los Fuzztones, lo cierto es que sé menos cosas de ellos. A The Cure los adoro desde que tenía quince años y conozco muy bien su discografía. A The Fuzztones los conocí más tarde y no lo tengo todo. Tienen una larga y complicada historia (muchos cambios de músicos, etc.) pero también llevan mucho tiempo al pie del cañón. Por ejemplo, en uno de sus discos más conocidos, «Lysergic emanations» (1985) yo diría que también hay mucho punk. Y no menciono ninguno anterior porque no los conozco, pero seguro que son todavía más punk. En este, de doce canciones, solo cuatro superan los tres minutos de duración.  Son ritmos rápidos, básicos, sucios, que invitan a saltar. Sus temas favoritos: sexo, drogas y rocanrol, con un notable gusto por lo bizarro, lo grotesco y el humor negro. Una muestra: «She’s wicked». Esta tiene hasta su puntito ska, género sin duda emparentado con el punk.

The Fuzztones: «She’s wicked» (1985). La letra, aquí.

Pues esto es todo por hoy, amigos. Del punk, y sobre todo de la actitud punk (no solo en la música sino en la vida en general), podría seguir escribiendo mucho. Pero de momento lo dejo aquí. Me encantaría saber lo que pensáis vosotros sobre el tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: