h1

Algo se cuece en Tarragona

29 marzo 2008

¿Os he dicho alguna vez lo feliz y agustito que me encuentro aquí? Es curioso. Hace cuatro años no sabía nada de esta ciudad, y no la elegí, sino que acabé en ella por casualidad. Pensaba que iba a echar mucho de menos Madrid, pero tengo que confesar que no es así. Echo de menos a mis amigos, personas puntuales. Cuando voy a Madrid me lo paso pipa pero unos días me bastan. Después vuelvo aquí y me parece que descanso y me siento en casa. Desde luego, seguro que tiene mucho que ver el hecho de que aquí estoy muy agustito con mi pareja y que ha sido aquí donde he comenzado a trabajar en algo que me gusta y me llena y -de momento- me da de comer. Pero no es solo eso. No sé qué pasará en otras ciudades, pero yo creo que Tarragona (por más que se quejen los de aquí) es una ciudad en la que siempre hay algo que ver, siempre hay algo que hacer. Bueno, su punto débil es el cine. Echo de menos los cines de versión original y películas independientes, el Renoir, el Alphaville y todos esos. Pero en el tema música… ¡algo se cuece aquí, gente!

Hay bares (y yo solo conozco una mínima parte) donde todas las semanas, incluso varios días a la semana, hacen conciertos gratuitos, o muy baratos. Traen a todo tipo de grupos, incluidos grupos muy poco conocidos, algunos porque están empezando y otros porque están completamente fuera de los circuitos comerciales. En concreto, hay dos bares que me tienen enamorada. Cuando no hay actuación siempre hay algún buen pincha, y cuando no hay pincha, da igual, porque los dueños tienen una colección impresionante y siempre hay buena música. A parte de esto, desde que estoy aquí he conocido en persona a bastantes músicos. Gente que está en un grupo, o en varios a la vez. Y grupos que lo hacen muy bien, y algunos totalmente originales. Ejemplos: Don Simón y Telefunken, The Underwater Funk Experience (espero que continúen, he oído que no estaban en una buena racha, pero son todos unos musicazos), Los Glosters, The Boogaloo Stompers Sextet (en la página podéis escuchar cuatro temas, no lo dudéis, son buenísimos), Tumbuctú

Todos los años (desde hace quince) se celebra un festival de música dixie. Cuando llegué aquí no sabía ni lo que era, y eso que siempre me ha gustado mucho la música. Esta misma semana están de festival de jazz en Reus (aquí al lado). Los veranos hay otro festival, que no recuerdo ahora cómo se llama, en el que viene gente más conocida, y tocan en un auditorio al aire libre al pie de la muralla, un lugar precioso e ideal para conciertos. Imaginaos una noche de verano aquí en el Mediterráneo, sentados al aire libre con un telón de fondo precioso y escuchando buena música en directo. Un lujazo. Allí he visto por ejemplo a Noa, a Serrat, a Omara Portuondo y a Michel Camilo & Tomatito. En abril hay un festival de cortometrajes, el REC.

A unos kilómetros tenemos uno de los bares con más personalidad de toda España, La Traviesa. El local, que lleva en marcha desde 1978, es una casa de madera con un buen patio donde se hacen conciertos gratuitos todas las semanas, en invierno dentro del local y en verano fuera. Durante años, además, se ha celebrado allí un festival de artes psicodélicas (el Magic Festival). La colección de vinilos que tienen es… indescriptible, en cantidad y en calidad. Siempre que voy allí me dan ganas de quedarme a vivir. Y en Valls (otra localidad cercana) hay también dos festivales interesantes: el Solsticidi, donde descubrí el año pasado a Vive la fete y Digital 21 (y que además lo programan unos colegas míos), y el XQ Beat!, un festival de percusión que solo lleva tres ediciones pero que promete mucho. Vamos, que aquí el que se aburre es porque quiere, está claro. Y otro día hablaré de Can Pipirimosca (también en Valls), que ese lugar se merece un artículo aparte. Precisamente esta tarde vamos para allá porque proyectan un documental y después habrá música en directo, en plan jam session, donde toca quien quiere, cuando quiere y lo que quiere (o más bien lo que puede). Con deciros que hasta yo he tocado allí… jejeje.

Lo mejor de todo es que, como la ciudad es pequeña y manejable, primero: te enteras de todo lo que hay, con poca atención que prestes. Segundo: a prácticamente todos los sitios se puede ir andando. Ni metro, ni atascos, ni nada de eso. Un paseíto, y a veces ni eso. En cinco o diez minutos (literal) te plantas en muchas de las salas. Total, que desde que estoy aquí, estoy escuchando más música y yendo a más conciertos que en mi vida, y esto era algo con lo que no contaba cuando vine de Madrid. Desde luego, en Madrid no falta oferta de nada, pero siento que es más difícil enterarse de todo (precisamente porque hay tanto por todas partes: sobresaturación) y después, qué poquitas cosas gratis hay en Madrid, al menos que yo recuerde. Tal vez no estaba yo en la onda entonces, no sé. Aquí me siento más parte de la ciudad, de lo que pasa. Voy a los conciertos, hablo con los músicos que puedo… y me encanta. Y -ojo al dato- hasta me estoy animando a aprender a tocar. Llevo unos meses dando clases de percusión cubana y esta semana he estado intentando aprender por mi cuenta a tocar la flauta. Con la flauta no sé si seguiré mucho, porque no tengo disciplina y es muy difícil, pero con la percusión estoy feliz, y tenemos un buen profesor. Precisamente hoy tenemos clase. ¡Bien!

Bueno, pues aquí se acaba por hoy esta visión personal de Tarragona por una madrileña adoptada. Los que sois de aquí, ¿algo que comentar, añadir, discutir…? Me encantaría que dejárais vuestros comentarios al respecto.

Anuncios

4 comentarios

  1. Bueno, en el tema teatro también estamos verdecillos. Ayer leí en el Diari de Tarragona que para finales de 2009 se estrenaría el nuevo teatro con capacidad para 750 personas. Así que de momento hay que seguir conformándose con el Metropol, muy mono si, pero pequeño pequeño…
    Y bueno, yo como tarraconense pues… ¡encantada con el artículo!
    Gracias.

    Saludos,

    Tte. Ripley


  2. Me comento a mí misma: otro tema en el que Tarragona suspende es el flamenco. Es imposible disfrutar del flamenco aquí, casi nunca traen a nadie y no he encontrado una escuela (quería probar el baile) en la ciudad. Sé que hay una, pero es en uno de los barrios periféricos y como yo me muevo sin coche, ni me lo planteo (el transporte público no es que sea la hostia tampoco). Aficionados tarraconenses al flamenco, ¡unámonos y pidamos más!


  3. Hola a Tod@s,

    Yo querría añadir, con vuestro permiso, otro evento que también merece mucho la pena en Tarragona, bueno en Vila-seca concretamente, a 10′ de Tarragona ciudad.
    La Fira de Música en la Calle de Vila-seca, se celebra desde hace ya 9 años el primer fin de semana del mes de mayo.
    Más de 50 actuaciones; hay siempre grandes sorpresas y todo es gratis.
    para más detalles: http://www.firacarrer.cat

    Besos y à bient tôt.

    M.


  4. Cierto, M. Se me olvidaba el festival de música al carrer de Vilaseca, que está muuuuy bien. Allí descubrí a los Facto Delafé en un concierto mágico. A ver qué tal este año…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: