h1

Libros infantiles: un asunto muy serio

25 marzo 2008

Voy a comenzar por publicar aquí el mensaje que he enviado a algunos de mis amigos y conocidos. Todo empezó de la manera más tonta: en una lista de correo a la que estoy suscrita alguien mencionó que el día 2 de abril es el Día internacional del libro infantil. Eso me hizo recordar que hace un tiempo, blogueando por ahí, descubrí la colección «Cuentos en favor de todas las familias», de la editorial A fortiori. Hice una búsqueda y enseguida lo encontré. Últimamente estoy más sensible a todo lo que tiene que ver con los niños y la educación. No sé si será el instinto maternal, la influencia de los sobrinos, o simplemente el hecho de que por primera vez en mi vida me planteo realmente que puedo tener hijos. O que todos los hilos me llevan a la madeja de la educación. Las soluciones a todos los problemas que veo tienen que pasar necesariamente por la educación, y por eso no queda más remedio que ponerse manos a la obra con los niños. No se puede empezar la casa por el tejado. Hacen falta buenos cimientos. Hay que implicarse, cada uno desde su posición. Todas las posiciones tienen ventajas, no hace falta ser ministro para incidir en la educación. Todos tenemos un montón de cosas que enseñar, que contar, que aprender. No tenemos porqué asumir el papel pasivo y esperar, pacientemente o cabreados, a que «las cosas», en abstracto, cambien.

Esto me desperté pensando esta mañana. De hecho, a mitad de la noche estuve a punto de levantarme a escribir porque se me agolpaban los pensamientos en la cabeza, se me escribían solos los artículos. Decidí tratar de dormir, pero esta mañana lo primero que he hecho ha sido enviar un correo electrónico a mis amigos y conocidos en el que les decía esto:

Sigo con mi campaña improvisada ahora que se acerca el Día internacional del libro infantil.

¿Os habéis dado cuenta de que prácticamente todos los cuentos que leen los niños retratan un mismo mundo? Un mundo que no es que sea mejor ni peor, simplemente no es más que uno de los muchos posibles. Los niños siempre viven en una familia convencional (mamá, papá y la parejita), pero todos sabemos que la realidad no siempre es así. En esa representación de la sociedad, que es lo que ayuda a los niños a ir aprendiendo cómo funciona todo y a encontrar su lugar en el mundo, faltamos unos cuantos. Para empezar, faltan las personas con discapacidad. Faltan los inmigrantes que viven con nosotros. Faltan las familias más necesitadas. Pero la ausencia que más me duele y me preocupa, como es lógico, es la de los homosexuales. Parece que no formamos parte de este mundo.

La televisión, por supuesto, no ayuda a contrarrestar esa imagen de la realidad reducida y reductora. ¿Creéis que tal vez podría tener algo que ver, esa imagen incompleta de la realidad que emana de los medios, con que algunos niños se sientan mal al darse cuenta de que ellos o sus familias no son “como los demás”? ¿Os parece que es sano que los niños crezcan sin saber cómo son realmente las cosas, alimentando el desconocimiento (y, por lo tanto, los prejuicios) hacia quienes son diferentes? Yo creo que es fundamental que los niños y los adolescentes tengan en sus cuentos, en sus libros y en sus programas de televisión un reflejo más realista, en el que puedan verse todos. Tanto es así, que me he puesto a escribir estas líneas para enviároslas, con el deseo de poner mi pequeño granito de arena. Porque ya estoy cansada de esperar a que cambien las cosas sin hacer nada. Si estas cosas no salen en la tele y en los periódicos, que no salgan. Ya os las cuento yo. Espero que vosotros también os animéis y me contéis lo que os parezca interesante de cualquier tema.

De momento me conformo con que, tal vez, ahora que se acerca el Día Internacional del Libro Infantil y el Día de Sant Jordi, se os pase por la cabeza comprarles a vuestros hijos, a vuestros primos, a vuestros sobrinos… libros que no sean sólo libros, sino también reflejos de algunas realidades ignoradas por el resto. Fragmentos necesarios para que ellos se hagan una idea más completa de lo que es la sociedad. Libros que les ayuden a ser más comprensivos, más felices, más inteligentes, más críticos. A conocer mejor el mundo en el que viven, con todas sus facetas, sin olvidar a nadie.

Estas dos editoriales tienen colecciones muy interesantes y os recomiendo encarecidamente que les echéis un vistazo:

http://afortiori-bilbao.com/editorial/

http://topka.es/editorial.htm

Recomiendo también leer este artículo, con el que me he topado esta mañana justo después de enviar mi mensaje (¿casualidad otra vez?):

http://www.lucia-etxebarria.com/diario/?p=624

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola N.
    Que gran idea retomar el tema blog.
    Ya tienes una seguidora que se pasará por SEyP.
    En cuanto al post de los libros infantiles, gracias, por la info y los links. Increible también el análisis de Lucia Etxebarría.
    Nos queda tanto por recorrer.

    Un beso.

    M.


  2. Gracias por tu comentario, M. Nos queda mucho por recorrer, pero tenemos muchas ganas y mucha capacidad para ir a donde haga falta. Eso es lo importante.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: